Los estadounidenses gastaron más dinero rentando películas para verlas en casa que comprándolas en el segundo trimestre del año y es la segunda vez que ocurre esto en la historia del DVD.

El cambio en el comportamiento de los consumidores se muestra el aumento en la popularidad de alternativas baratas como Netflix y Redbox y sugiere que la gente cuida cada centavo con la economía actual.

Los ingresos por rentas aumentaron 11% en comparación con hace un año a 2.060 millones de dólares mientras que las ventas de discos y compras digitales cayeron 15% a 1.930 millones en el trimestre que terminó en junio, según un reporte publicado el viernes por el The Digital Entertainment Group (DEG por sus siglas en inglés), un consorcio de estudios y fabricantes de electrónicos.

La resurgencia de las rentas es notoria en especial porque DEG comenzó a incluir planes de subscripción como Netflix en la categoría de rentas este año, dijo la directora ejecutiva Amy Jo Smith. Pero aún tomando en cuenta esto, el comportamiento de los consumidores está cambiando.

"No sólo es por las ventas y las rentas, sino que la gente está buscando nuevas formas de consumir entretenimiento en casa", dijo.

La vez anterior que los ingresos por rentas superaron a las ventas fue en el 2000, antes de que la gente disminuyera su número de rentas de videos VHS en establecimientos como Blockbuster y comenzara a comprar más DVDs, que al precio de 20 dólares parecían una ganga.

Los primeros DVDs comenzaron a venderse en 1995 y esto llevó a una revolución por la cual la gente reemplazó sus colecciones caseras de video cassettes por discos, más ligeros y más resistentes. Lo cual dio un gran impulso a las ganancias de los estudios.

Ahora las conexiones rápidas a internet y los aparatos electrónicos con capacidad para conectarse a la red han acercado las películas en alta definición a las salas de la gente. Lo cual ha hecho que los DVDs parezcan arcaicos y que sus ventas caigan bastante. Por si fuera poco, las ventas de los discos Blu-ray en alta definición tampoco han compensado la caída y esto ha llevado a que gigantes como Blockbuster se vayan a la bancarrota.

El aumento de las rentas no parece detenerse. Tom Adams, analista y director de medios para IHS Screen Digest, considera que los ingresos por rentas superarán a los de las compras en 2014 sumando entre 9.300 millones y 8.500 millones de forma anual.

Esto es una tendencia que le gustaría detener a Hollywood porque los estudios logran más ganancias de la venta directa de discos y copias digitales que de las rentas.

Varios estudios importantes han adoptado un estándar llamado UltraViolet, que permitirá a los consumidores acceder a copias digitales en servidores remotos, conocidos como nube, cuando compren DVDs o discos Blu-ray. El sistema será lanzado el próximo trimestre. Los estudios esperan que esto ayude a impulsar las ventas digitales.