Perú apostará por dinamizar el comercio con los países de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) para contrarrestar los efectos que la crisis internacional pueda generar en su economía, afirmó hoy el primer ministro Salomón Lerner.

"Creemos que el comercio interregional debe comenzar a ser mucho más dinámico entre los países de Unasur, no solo en lo político sino ir a lo comercial también", afirmó Lerner a Radio Programas del Perú (RPP).

El primer ministro defendió que este planteamiento es importante porque: "nos podría defender de la crisis de los países más desarrollados".

La reunión que ayer mantuvieron en Lima los ministros de Economía y Hacienda de los países de la Unasur forma parte de esta intención, así como la que la próxima semana mantendrán los presidentes de los bancos centrales en Argentina.

El ministro de Economía de Argentina, Boudou Amado, señaló a ayer en la capital peruana que Suramérica tiene "un intercambio regional cada vez más importante" y ese es uno de los tópicos en los que se tiene "que profundizar para no estar afectados por las crisis del exterior".

Lerner también señaló hoy que el Gobierno peruano mira con preocupación las consecuencias que la crisis económica podría tener en China, uno de los grandes compradores de los metales peruanos, principales productos de exportación del país.

La Unasur, cuyo tratado constitutivo entró en vigor el pasado marzo, está formada por Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela.

Los países de este bloque tienen más de 390 millones de habitantes, un 5,7 por ciento de la población mundial, y su Producto Bruto Interno (PIB) representa el 5,9 por ciento mundial.