El gobernador republicano Rick Perry pidió a los cristianos recurrir a Dios en busca de respuesta a los problemas del país, en una ceremonia de oración a la que asistieron millares de evangélicos conservadores, un grupo importante de votantes potenciales si decide buscar la candidatura presidencial.

El gobernador pronunció el sábado un discurso que incluyó plegarias y versículos de la Biblia. Indicó que un regreso a los ideales cristianos podría ayuda a solucionar los problemas del país.

"Nuestros corazones están afligidos por Estados Unidos. Vemos discordia dentro. Vemos miedo en el mercado. Vemos ira en las salas del gobierno y, como nación, nos hemos olvidado de quien nos creó, nos protege, nos bendice".

Unas 30.000 personas asistieron a la concentración efectuada en el estadio Reliant Arena, y miles más siguieron el acontecimiento por internet y otros medios de control remoto en 1.000 iglesias.

El republicano dirigió lo que calificó de día nacional de oración ante un público que cantaba, lloraba y oraba con los brazos al cielo, mientras grupos cristianos tocaban música en el escenario.

Perry afirmó que no era un acto político sino destinado a exhortar a la unidad cristiana en tiempos difíciles. Pero el evento le proporcionó una plataforma importante mientras decide si aspirar a la candidatura presidencial. Sus palabras llegaron a miles de conservadores religiosos en Texas y en la nación; el acto fue transmitido en vivo a 1.000 iglesias en todo el país.

Los conservadores evangélicos son un grupo votante de importancia en las primarias presidenciales republicanas, especialmente en los estados donde se vota temprano, Iowa y Carolina del Sur.

Los críticos del acto argumentaron que mezcla religión y política y hubo piquetes de protesta fuera del estadio.

"Oramos por los líderes de nuestra nación, Señor, por los padres, por los pastores, por los generales, por los gobernadores, para que los inspires en estos tiempos difíciles", afirmó en un discurso de 12 minutos en los que pasó de oraciones a lecturas de la Biblia.

"Padre, oremos por nuestro presidente, para le impartas vuestra sabiduría y que protejas a su familia", dijo. Perry también oró por los soldados estadounidenses muertos en un helicóptero derribado en Afganistán.