El presidente de Bolivia, Evo Morales, anunció un plan para lograr una salida "casi con autonomía" al Pacífico por el puerto peruano de Ilo con la ayuda de China, a donde viajará la próxima semana para plantear un proyecto ferroviario, según una entrevista publicada hoy por el diario paceño La Razón.

Morales anticipó que propondrá al Gobierno chino un plan para construir una línea ferroviaria que atraviese Bolivia de este a oeste, que vaya desde la localidad boliviana oriental de Puerto Suárez, situada en la frontera con Brasil, hasta Ilo.

"Vamos a buscar la manera de cómo tener salida al mar casi con autonomía por el puerto de Ilo. Tenemos la esperanza de que con el presidente peruano Ollanta Humala podremos mejorar las propuestas anteriores que hizo Perú" sobre ese puerto, agregó.

Morales tiene previsto viajar a China a mediados de la próxima semana para una visita oficial que incluirá su asistencia el próximo viernes a la inauguración de los juegos mundiales universitarios en la ciudad de Shenzhen.

El mandatario consideró que si Chile no concede la salida "soberana" al Pacífico que Bolivia demanda, el comercio boliviano dejará de depender de los puertos chilenos.

Los bolivianos perdieron su salida al Pacífico en una guerra librada contra Chile a fines del siglo XIX, conflicto en el que participó Perú en alianza con Bolivia y también perdió territorio.

Morales también admitió en la entrevista que su relación con el presidente chileno, Sebastián Piñera, "ya no es como antes", tras su anuncio en marzo pasado de que demandará a Santiago en tribunales internacionales la salida al mar.

Chile ha pedido a Bolivia que respete al Tratado de Paz y Amistad de 1904 que puso fin a la guerra y fijó la soberanía chilena sobre territorios costeros que antes eran bolivianos.

El gobernante también reveló que Piñera y él conversaron en Lima, durante la investidura de Humala, el pasado 28 de julio, sobre los 14 soldados bolivianos detenidos en junio en Chile por traspasar armados la frontera en dos autos chilenos denunciados como robados.

Morales dijo que reclamó a Piñera por el trato que recibieron los militares y éste le replicó que era "una agresión" a Chile que los soldados hayan entrado a su territorio chileno y luego sean condecorados en La Paz.

"Entonces yo le dije que hemos condecorado a esos soldados que han incautado carros robados en Chile para devolvérselos a Chile, que por eso fueron condecorados. Hubo silencio, se calló", dijo Morales sobre ese encuentro.

Agregó que Bolivia y Chile deben "mejorar el diálogo bilateral" y retomar la agenda que incluye temas como el comercio y la lucha contra el narcotráfico y el contrabando, pero sin excluir la demanda marítima boliviana.