El ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva dijo estar extrañado con la reacción del ex presidente Alvaro Uribe a sus declaraciones en las que aseguró que entre los dos hubo una buena relación pero marcada por la desconfianza.

"Sinceramente me extrañó mucho la reacción del compañero Uribe", sostuvo Lula en una entrevista publicada el sábado por el diario bogotano El Tiempo.

El jueves durante un foro empresarial en Bogotá, Lula comentó que los actuales presidentes de Colombia Juan Manuel Santos y de Brasil Dilma Rousseff "pueden hacer muchísimo más de lo que hicimos el presidente Uribe y yo, que teníamos una buena relación... pero con mucha desconfianza... no confiábamos totalmente uno en el otro".

De inmediato, Uribe (2002-2010) publicó en su cuenta de Twitter que "Lula hoy nos maltrata y en el gobierno fingía ser el mejor amigo".

Agregó que "Lula hoy confiesa que me tuvo desconfianza, pero la inversión de Brasil tuvo toda la confianza" en Colombia.

Según el ex presidente brasileño (2003-2011) "yo tengo un profundo respeto y una profunda amistad con Uribe. El presidente Uribe sabe bien que yo fui uno de los aliados más sólidos que él tuvo durante el tiempo que yo estuve en la presidencia".

Advirtió que "no es verdad que en el debate yo critiqué a Uribe, no, yo hablaba de Uribe como persona, yo hablaba de la Unasur, hablaba de la buena relación mía con el presidente Uribe y también hablé de la desconfianza que existía entre nosotros, pero no entre Uribe y yo".

En concepto de Lula, "no sé la información que él recibió ni quién se la dio, pero de una forma u otra, si él tiene alguna duda con algo que yo dije, era mucho más fácil haberme llamado, en vez de 'twittear'. Sería más comprensible, por los años de amistad que hemos tenido".

Sobre los mensajes que Uribe escribió en Twitter, Lula advirtió que "no voy a juzgar, no voy calificar la reacción del presidente en el Twitter. ¿Sabes por qué? Yo no uso el Twitter porque yo tengo que pensar antes de decir las cosas y muchas veces en el Twitter uno no piensa, simplemente escribe; por eso no lo uso, pero respeto a quienes lo usan".

Lula fue en parte del gobierno de Uribe un intermediario en algunos de los choques verbales y tensiones surgidas con el presidente de Venezuela Hugo Chávez por temas como la presencia de rebeldes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en Venezuela. Delegados brasileños fueron invitados por el gobierno Uribe a actos de liberación de secuestrados en poder de los insurgentes.

Según datos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), entre 1994 y 2005 las inversiones brasileñas en Colombia fueron de 93 millones de dólares, pero en los cinco años siguientes crecieron a 775 millones de dólares en sectores que van desde los cosméticos al petróleo. La inversión colombiana en Brasil se calcula actualmente en unos 605 millones de dólares, según el BID.