Las autoridades policiales y militares de Italia han socorrido en las últimas horas a más de 430 inmigrantes que iban en una embarcación procedente del norte de África y que se dirigía hacia la isla italiana de Lampedusa.

Según informaron hoy a Efe fuentes de la Capitanía de Puerto de Lampedusa, se cree que el barco procedía de Libia y en su rescate trabajaron varias patrulleras de la Guardia de Finanzas y Costera de Lampedusa, así como una nave de la Marina.

A bordo de patrulleras de la Guardia de Finanzas y Costera llegaron esta madrugada a Lampedusa los primeros 311 indocumentados, entre los que hay 53 mujeres y 8 niños, mientras que el resto lo hicieron a bordo de la nave de la Marina a primera hora de esta mañana.

El diario "La Repubblica" informa en su página web de que la embarcación tenía una averiada y entraba en ella agua cuando sus ocupantes lanzaron una señal de alerta a las autoridades de Lampedusa a unas 50 millas de la isla italiana.

Uno de los inmigrantes, de unos 30 años, tuvo que ser trasladado inmediatamente a un centro médico de Lampedusa tras llegar a tierra con una herida en el abdomen, producida, según su testimonio, por una cuchillada recibida durante la travesía.

Estas nuevas llegadas de inmigrantes se producen cuando aún sigue viva en Italia la polémica por la supuesta negativa de socorro de un buque de la OTAN a una embarcación con más de 300 inmigrantes en aguas libias, de los que, según el testimonio de algunos ocupantes, muchos murieron y fueron lanzados al mar.

El ministro de Asuntos Exteriores de Italia, Franco Frattini, pidió ayer a la OTAN explicaciones sobre lo sucedido con la embarcación, que, según sus ocupantes, a las pocas horas de salir de Libia, hace una semana, quedó a la deriva al romperse el motor.

Según los mismos testimonios, el miércoles pasado se cruzaron con un remolcador chipriota que les lanzó víveres y balsas de salvamento y envió señales de ayuda a las autoridades de la zona, encontrando una supuesta negativa de parte de un buque de la OTAN.

El jueves la embarcación fue remolcada a Lampedusa por patrulleras de la Guardia Costera italiana.

Ayer un ferry dispuesto por las autoridades italianas con 1.162 personas indocumentadas a bordo zarpó de Lampedusa para trasladarlas a otros puntos de Italia.