El zulo hallado este viernes en la localidad vascofrancesa de Mauleon-Licharre, con detonadores y documentación en euskera, pertenece a la organización terrorista ETA, indicaron hoy a EFE fuentes de la Policía Judicial francesa.

El hallazgo lo hizo a última hora de la mañana un hombre que buscaba setas en la zona y que alertó posteriormente a miembros de la Gendarmería.

Según las fuentes, en ese escondite se encontraron dos bidones de 100 litros cada uno, en los que había detonadores, documentación en euskera, material informático y placas de matrícula españolas y francesas, pero no explosivos, pese a lo que se había informado en un principio.

La Policía Judicial dijo desconocer si ese zulo era de reciente implantación o llevaba en el lugar varios años, y adelantó que la documentación encontrada va a empezar a ser analizada este fin de semana.

De la investigación se va a encargar la Subdirección Antiterrorista (SDAT) y la Policía Judicial (PJ), y a falta de los análisis científicos y técnicos, las fuentes de la PJ indicaron que por su parte "no hay ninguna duda" de que se trata de material perteneciente a ETA.

Seis escondites han sido hallados por la Policía francesa en lo que va de año, y antes del viernes el último descubrimiento fue el pasado 12 de julio, con el hallazgo de tres zulos en el departamento de los Pirineos Atlánticos.

En ese caso contenían dos fusiles de asalto G-3 con abundante munición, un temporizador con el anagrama de la banda, 120 metros de cordón detonante, 20.000 dólares y sustancias para fabricar explosivos.