Ryo Ishikawa logró seis birdies el sábado para firmar una tarjeta de 64, seis bajo par, y ubicarse a un golpe del líder Adam Scott después de la tercera ronda del torneo Bridgestone de la PGA, en el que Tiger Woods tuvo un desempeño mediocre y quedó lejos de los líderes.

El golfista japonés, de 19 años, ni siquiera había superado el corte del fin de semana en su torneo anterior en Japón, y su mejor resultado en un torneo en Estados Unidos fue un 20mo puesto.

Ishikawa jugará con Scott en el dúo final el domingo y podría convertirse en el golfista más joven que gana un torneo de la PGA en 100 años.

"Creo que es un poco prematuro pensar en ganarlo por ahora", comentó el nipón, quien prometió en marzo donar todas sus ganancias deportivas a los esfuerzos para ayudar a los damnificados del terremoto y tsunami que azotaron a ese país.

"Sí creo que pude jugar a un nivel bastante bueno. En realidad, estoy un poco sorprendido por lo bien que jugué".

Scott hizo cuatro birdies en los nueve últimos hoyos y logró un 66, cuatro bajo par. El australiano tiene un total de 198, 12 bajo par, y podría ganar su primer torneo del World Golf Championship.

En cambio, lo único a lo que puede aspirar Woods es a contar con cuatro rondas de práctica después de casi tres meses sin disputar un torneo, y sumar algunos puntos para clasificarse a los playoffs de la Copa FedEx.

Woods tuvo una ronda de 72, dos sobre par, y quedó a 13 disparos del puntero en un empate por el 38vo puesto.

"Necesito una buena ronda y empezar a crecer a partir de ahí", señaló Woods.

Scott está utilizando el ex caddie de Woods, Steve Williams.