El gobierno federal se ha demorado en procesar las solicitudes para permitir que trabajadores agrícolas invitados sean empleados en Estados Unidos, afirmó el comisionado de Agricultura de Luisiana.

La tardanza en los trámites de las solicitudes se debe a una controversia en torno a los salarios que prevalecen en Pensilvania, dijo el viernes el comisionado Mike Strain.

Según Strain, los ingenios azucareros de Luisiana pretenden que sus trabajadores invitados tengan ya sus papeles tramitados y que todos estén en sus puestos laborales. Si esto no ocurre, no será posible distribuir la caña.

El titular de la Asociación de Caña de Azúcar de Estados Unidos, Jim Simon, dijo que el sector utiliza trabajadores invitados para que planten la caña y trabajen en los ingenios como obreros o quemadores. Dijo que muchos trabajadores experimentados en la quema provienen de America Central.

Simon dijo que no es la primera vez que ocurren problemas de este tipo y consideró necesaria una simplificación en el programa de trabajadores huéspedes.