Ecuador busca fijar las regalías mineras más altas del mundo a través de una renegociación de contratos que establece un 53% de rentas para el Estado y la anticipación de su pago, aseguró el sábado el presidente Rafael Correa.

Se trata de una negociación "durísima", señaló el mandatario durante su programa radial "Diálogo con el presidente" y resaltó que los beneficios para el Estado serán "gigantescos".

Adelantó que las dos principales exigencias son una repartición para el Estado de 53% de la renta minera, es decir del total de las ventas que realicen las compañías, y la anticipación del pago de unos 200 millones de dólares debido a que la explotación y producción llevará entre dos y tres años.

Wilson Pastor, ministro de Recursos Naturales No Renovables, afirmó en el mismo espacio que Ecuador "se pone a la vanguardia" en la captación de renta minera en el mundo pues mientras el promedio es de 35% en distribución de regalías por explotación de oro y cobre el país contará con un 18% adicional.

Agregó que para septiembre se espera la firma del primer contrato, aunque no especificó el nombre de la compañía ni el proyecto.

Pastor añadió que en la operación minera se implementarán altas tecnologías con "las mayores precauciones" en cuidado ambiental.

Ecuador cuenta con 14 proyectos de minería de oro y cobre, entre los que se cuentan Fruta del Norte y Mirador, con una inversión de 1.670 millones de dólares y 1.320 millones de dólares, respectivamente.

El gobierno espera suscribir contratos con las compañías canadienses ECSA, Kinross-Aurelian e Iamgold y la estadounidense IMC.