Veinte equipos de inmigrantes de diversos países, incluidos Brasil y Honduras, participan desde el sábado en un torneo de fútbol tipo Copa del Mundo que se disputa en esta ciudad.

El quinto torneo anual Copa del Mundo ONE Lowell arrancaría por la mañana en el estadio Cawley en la localidad. Tiene una duración de dos días.

De acuerdo con las reglas de la competición, 17 de los 22 jugadores de cada equipo deben pertenecer al país representado por el equipo, o ser hijos o nietos de una persona procedente de esa nación.

En el torneo también participan jugadores que emigraron de otras naciones, como por ejemplo Uganda y Vietnam.

ONE Lowell, grupo defensor de los inmigrantes, emprendió la competición hace cuatro años a fin de integrar a los diversos grupos en la región y recaudar recursos para dotarles de servicios.