China, la mayor acreedora de deuda soberana estadounidense, exigió el sábado que Estados Unidos reduzca su gasto público y encare su "adicción a endeudarse" después que la agencia Standard & Poor's redujo la clasificación de su deuda.

China posee 1,2 billones de dólares en bonos del Tesoro estadounidense, la mayor partida de éstos en manos de un banco central extranjero. El comentario fue difundido por la agencia noticiosa oficial Xinhua, la primera reacción de Beijing a la decisión de S&P.

"El gobierno estadounidense tiene que encarar la penosa realidad de que los días de vino y rosas, en los que simplemente podía endeudarse para salir de apuros que él mismo había creado, han concluido finalmente", dijo Xinhua.

Agregó que a la reducción le seguirán más "recortes crediticios devastadores" y una turbulencia financiera global si Estados Unidos no aprende "a vivir dentro de sus posibilidades".

"China, la mayor acreedora de la única superpotencia del mundo, tiene todo el derecho a exigir que Estados Unidos encare sus problemas estructurales de endeudamiento y asegure la seguridad de los activos chinos en dólares", insistió la agencia.

Washington debe reducir sus "gigantescos gastos militares y exagerados costos del bienestar social" y aceptar la supervisión internacional de las emisiones de dólares estadounidenses, señaló Xinhua.

El mes pasado, el máximo general chino, Chen Bingde, relacionó los problemas financieros de Estados Unidos con su presupuesto militar y se preguntó si una reducción en los gastos de defensa no sería lo mejor para el contribuyente estadounidense.

Dichos comentarios reflejan el deseo de Beijing de que Washington reduzca su presencia militar en Asia. Estados Unidos, preocupado por el rearme chino, suele criticar a Beijing por sus crecientes gastos militares.

Xinhua sugirió además la creación de una nueva divisa global de reserva en caso de tener que reemplazar al dólar, posición frecuentemente defendida por China.

"La creciente deuda y la ridícula brega política en Washington han dañado la imagen de Estados Unidos en el extranjero", señaló la agencia. "Para curar su adicción a las deudas, Estados Unidos debe recuperar el principio del sentido común de que hay que vivir dentro de los propios medios".

___

El corresponsal de The Associated Press Alex Kennedy contribuyó a este despacho desde Singapur.