Las altas temperaturas que se registran en el área metropolitana de Dallas no ayudaron al FC Barcelona a trabajar en la preparación de pretemporada durante su estancia en la ciudad tejana para cumplir con la tercera etapa de su gira por Estados unidos.

La expedición del FC Barcelona que fue recibida en Dallas con un temperatura superior a los 40 grados centígrados, que se mantenía hasta ya entrada la noche, sólo pudo realizar un entrenamiento al aire libre, la noche del pasado jueves.

Toda la programación del viernes tuvo que ser cambiada y el equipo se entrenó a fondo por la noche en el climatizado Cowboys Stadium, donde hoy jugará el tercer y último partido de su gira por Estados Unidos contra las Águilas del América.

El entrenador del Barcelona, Josep Guardiola, se le vio exigente con sus jugadores a los que ha mentalizado de la importancia que tiene el partido aunque sea amistoso.

Se trata de que no se pueden ir de Estados Unidos sin haber conseguido un triunfo y además demostrar que han corregido errores, especialmente en el apartado defensivo, como les sucedió en los partidos anteriores que perdieron por 2-1 ante el Manchester United y por 4-2 frente a las Chivas Rayadas del Guadalajara.

Guardiola no ha dado a conocer la alineación titular que sacará para enfrentarse a las Águilas, pero es casi seguro que comenzará con los hombres claves del equipo para tratar de asegurar el marcador desde el comienzo.

De ahí que en el entrenamiento realizado en el Cowboys Stadium, al margen de trabajar duro, a Guardiola se le vio atento a todas las acciones además de hacer correcciones en el mini partido que realizaron.

También ensayaron el lanzamiento de penaltis y al final los jugadores intentaron ver quién era capaz de tocar con el balón al marcador electrónico gigante que hay colgado en el centro del techo cubierto del Cowboys Statium. Tan sólo lo logró el meta Víctor Valdés.

Del resto de la actividad del Barcelona, la nota dominante fue el acto de la Unicef en el que participaron los jugadores David Villa y Thiago Alcántara para reunirse con un grupo de niños que les hicieron todo tipo de preguntas.

Sin embargo, al concluir el acto, Thiago, el gran centro de atención por haber sido llamado al primer equipo de la selección española por el entrenador Vicente del Bosque no quiso hacer ningún comentario a los periodistas.

Tampoco al concluir el entrenamiento de la noche, aunque si firmó durante más de 15 minutos autógrafos a las decenas de espectadores que acudieron al presenciar las acciones del equipo catalán.

Otro de los jugadores que más entusiasmo generó al concluir el entrenamiento fue el mexicano Jonathan Dos Santos, que junto a Thiago fue el encargado de firmar autógrafos mientras que el resto de sus compañeros ya habían entrado al lujoso vestuario del estadio que valió 1.300 millones dólares su construcción.

El Barcelona al concluir el partido de esta tarde ante las Águilas del América tiene previsto ir directo al aeropuerto de Dallas y viajar de regreso a la Ciudad Condal para completar la pretemporada y preparar el partido de ida de la Supercopa de España contra el Real Madrid, que se disputará el próximo 14 en el Bernabéu.