Tiger Woods está de vuelta en los campos de golf, y con los mismos malos resultados que ha tenido en los últimos tiempos.

Con otro día mediocre en Firestone, y más problemas con su juego corto, Woods firmó el sábado una tarjeta de 72, dos sobre par, para caer aún más lejos de los líderes en el torneo Bridgestone.

Woods no parecía muy preocupado al quedar con puntuación de 211, uno sobre par, en un campo en el que ha ganado siete veces.