El expresidente de Colombia Álvaro Uribe (2002-2010) rebatió hoy a través de su cuenta en la red social Twitter unas declaraciones de su antiguo homólogo de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, quien aseguró que mientras coincidieron sus mandatos tuvieron "una buena relación, pero con mucha desconfianza".

Lula (2003-2011) hizo esta aseveración en la apertura de un foro de inversión y comercio entre Colombia y Brasil, durante la que resaltó que los países latinoamericanos han ido ganando confianza en los últimos años gracias a los esfuerzos empleados por llegar a la integración.

"Estoy seguro presidente (de Colombia, Juan Manuel) Santos de que usted y la presidenta (brasileña) Dilma Rousseff pueden hacer mucho más de lo que hicimos el presidente Uribe y yo, que teníamos una buena relación, pero con mucha desconfianza, no confiábamos totalmente el uno en el otro", dijo el exmandatario brasileño.

Uribe, por su parte, reaccionó con una batería de mensajes en Twitter cargados de reproches: "Lula fue incapaz de extraditar al 'Cura Camilo', terrorista refugiado en Brasil"; "Lula combatía a Chávez ausente y temblaba frente a Chávez presente".

Además, aseguró que "Lula trató de impedir que debate de Bariloche fuera transmitido en tv", en alusión a una acalorada cumbre de la Unasur (Unión de Naciones Suramericanas) celebrada en 2009 en esa ciudad argentina y en la que se debatió un acuerdo militar entre Colombia y Estados Unidos.

Y continuó: "Lula mal perdedor, bravo porque le ganamos en el Bid con Luis A Moreno", el colombiano designado presidente del Banco Interamericano de Desarrollo.

"Lula incapaz de declarar terroristas a la narcofarc", prosiguió Uribe, que remató: "Lula hoy nos maltrata y en el gobierno fingía ser el mejor amigo"; "Lula hoy confiesa que me tuvo desconfianza, pero la inversión de Brasil tuvo toda la confianza: cifras".

Durante el foro, el BID señaló que el intercambio comercial entre Brasil y Colombia se ha cuadruplicado desde 2004, hasta alcanzar los 3.000 millones de dólares en 2010, cifra que sin embargo representa menos del 1 por ciento del comercio total de ambas naciones.