El técnico Martin Ndtoungou Mpille exigió que nadie ajeno a su grupo de trabajo y el personal de la FIFA observe la práctica final de Camerún para el crucial encuentro ante Uruguay por el Grupo B del Mundial Sub20.

El timonel de 52 años de edad por intermedio de un de sus asistentes y un representante de la FIFA pidió que se retiraran incluso los policías que estaban en los alrededores de la cancha del estadio El Campín.

Además, los periodistas que se encontraban el jueves por la noche en su área de trabajo fueron obligados a cambiar de ubicación para impedir que vieran los movimientos del conjunto africano.

La sala de prensa está en el costado noroccidental del estadio y desde la primera fila apenas se aprecia un minúsculo sector de la cancha.

Camerún se jugaba el viernes la clasificación contra Uruguay.