La agencia Standard & Poor's (S&P) anunció hoy que mantiene la calificación de la deuda de Irlanda a largo plazo en la categoría "BBB+", con perspectiva estable, en respuesta al "compromiso y capacidad" del Gobierno irlandés para estabilizar las finanzas públicas.

"Creemos que el valor crediticio de Irlanda está sostenido por un fuerte consenso político favorable a la consolidación fiscal, que debería reducir el déficit general del Gobierno hasta en torno al 3 % del Producto Interior Bruto (PIB) en 2015", dice S&P en un comunicado.

La agencia también destaca los avances logrados desde 2008 para reforzar la "competitividad" y el apoyo que ofrece una "economía abierta" a las perspectivas de "modesto crecimiento, liderado por las exportaciones, a medio plazo".

La "estrategia fiscal" del Gobierno irlandés, según S&P, "debería ser capaz" de enderezar las cuentas públicas, sobre todo después de que la Unión Europea (UE) confirme un aumento de los plazos de devolución y una bajada de los intereses aplicables a los préstamos de los países rescatados.

En el caso de Irlanda, la bajada del tipo de interés que paga por su programa de ayuda, cuantificado en 85.000 millones de euros, podría traducirse en un ahorro de unos 900 millones de euros entre 2012 y 2015, explicó la agencia.

"En nuestra opinión -continúa la nota-, el Gobierno irlandés tiene suficientes fondos para cubrir las necesidades de financiación hasta la segunda mitad de 2013".

Por el contrario, advierte S&P, "cualquier fracaso" a la hora de cumplir con sus objetivos fiscales o "restaurar crecimiento en la economía doméstica" podría elevar los tipos de interés y "dañaría" su credibilidad para controlar la deuda.

"En nuestra opinión, Irlanda es la economía más abierta de la zona euro, con un volumen de exportaciones que se prevé que excederá el 105 por ciento del PIB y que crecerá un 7 % este año", señaló la agencia.

También crecerá un 0,3 % el PIB durante este año, mientras que para 2014 la agencia prevé que se acelerará y lo hará a un ritmo del 2 %.