El delantero paraguayo, Salvador Cabañas, retirado del fútbol desde enero de 2010, expresó que está emocionado por el homenaje que recibirá en el encuentro que disputarán la Albirroja y el América mexicano, el 10 de agosto próximo en México.

"Estoy muy contento, muy emocionado, esperando que llegue el día del partido de la selección paraguaya, la más grande de Sudamérica, y un equipo grande como el América", dijo Cabañas en declaraciones reproducidas hoy por los diarios asuncenos.

Salvador, alejado de las canchas tras el disparo que recibió en la cabeza el año pasado en un bar mexicano, tiene previsto jugar unos minutos en ese encuentro que marcará, además, el debut del entrenador Francisco "Chiqui" Arce como seleccionador de Paraguay, subcampeón de la Copa América de Argentina 2011.

En cuanto a las espectativas que le genera ese encuentro que se disputará en el estadio Azteca, en la capital mexicana, Cabañas dijo que espera que asista mucha gente y que se juegue un buen partido.

En alusión al América, en el que el paraguayo destacó como goleador, mencionó que tiene recuerdos muy lindos y que lo pasó muy bien en este club.

Además, agradeció a los aficionados por el apoyo que recibe. "Siempre estuvieron conmigo en las buenas y también en las malas, les agradezco muchísimo", agregó.

La taquilla del partido, que de llenarse puede superar el millón de dólares, será entregada al delantero paraguayo, que cumplió una brillante trayectoria con el América, así como con la selección de su país, hasta el trágico suceso en el que fue herido.

Cabañas sufrió un disparo en la cabeza el 26 de enero de 2010, cuando se encontraba en un bar de la capital mexicana.

"El Chava", como también se conoce a Salvador, tiene previsto asistir a la práctica de la Albirroja de esta tarde en Ypané, a 35 kilómetros al sur de Asunción.

El combinado "guaraní" viajará el domingo a México.