Los féretros de las dos turistas francesas asesinadas en la provincia de Salta, en el norte de Argentina, serán trasladados hoy a Buenos Aires en camino hacia Francia, mientras siguen las pesquisas para esclarecer el crimen.

Los familiares de Houria Moumni, de 24 años, y Cassandre Bouvier, de 29, esperan sus restos en la capital argentina y ultiman detalles de la repatriación, indicaron fuentes judiciales.

Señalaron que han llegado a Buenos Aires para su análisis las muestras genéticas recogidas en los cuerpos de las turistas y otros indicios del crimen hallados en la reserva natural salteña donde fueron asesinadas.

Indicaron que el resultado de estos análisis se conocerá en dos semanas y permitirá obtener el perfil genético de quienes atacaron a las turistas en la Quebrada de San Lorenzo, reserva natural de la periferia de Salta, la capital provincial, a 1.600 kilómetros de Buenos Aires.

El juez salteño Martín Pérez, a cargo del caso, mantiene a un sospechoso detenido, mientras que la investigación no registra mayores avances desde el 29 de julio pasado, cuando Moumi y Bouvier fueron halladas muertas a balazos y con signos de violación en un sendero de la reserva natural, a la que habían ingresado el día 15.

Las autopsias concluyeron en que las turistas fueron asesinadas entre el 26 y 27 de julio último, es decir, al menos once días después de haber ingresado a la quebrada.

Una de las víctimas tenía un proyectil calibre 22 alojado en la cabeza y signos de haber sido violada, mientras que la otra mujer, cuyo cadáver fue hallado a unos diez metros de distancia, recibió un disparo por la espalda.

El presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, se ha interesado personalmente en el esclarecimiento de este crimen y ha hablado de ello con la mandataria argentina, Cristina Fernández, indicó el jueves el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey.