El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, participará en la ceremonia de inauguración del monumento oficial al héroe de los derechos civiles Martin Luther King en el parque National Mall de Washington el 28 de agosto, informó hoy la Casa Blanca en un comunicado.

Obama, el primer presidente negro de EE.UU., es un ferviente admirador de King (1929-1968), de quien tiene un busto en el Despacho Oval y a quien cita con frecuencia en sus discursos.

El presidente estadounidense ya rindió homenaje a este luchador por los derechos civiles en los días de su investidura, en enero de 2009, cuando instituyó jornadas de voluntariado social en memoria del líder asesinado.

Al recibir el premio Nobel de la Paz en 2009, Obama también se inspiró para su discurso de aceptación en la vida de King, quien también recibió ese galardón en 1964, y en los principios que defendió hasta su asesinato.

Para Obama, King es una figura heroica cuya fe en el progreso humano, como citó en aquel discurso, "debe de ser la estrella polar que nos guíe en nuestro camino".