Rebeldes emboscaron un vehículo en el noreste de Mianmar que transportaba a empleados de un proyecto de energía hidroeléctrica respaldado por China y mataron a siete personas, informó el viernes un periódico estatal.

El diario Myanma Ahlin, propiedad del gobierno, indicó que rebeldes de la etnia Kachin atacaron el vehículo el jueves cerca de la planta de energía Tarpein.

El informe publicado el viernes agrega que el vehículo transportaba a tres técnicos del proyecto y a policías al poblado de Moemauk.

Según el diario, un policía sobrevivió a la emboscada y el resto de los que iban en el vehículo murieron.

Los rebeldes no pudieron ser localizados en busca de sus comentarios al respecto. Pero el sitio en internet Kachin News Group, asociado con los exiliados Kachin, informó que combatientes de esa etnia atacaron el mismo día un camión militar en la misma zona.