Los intereses de la deuda soberana de Portugal registraron hoy en todos sus plazos ligeras bajadas, en una jornada de tensión financiera en Europa por los récords históricos batidos por Italia y España en sus primas de riesgo.

En el caso portugués, las obligaciones a dos años bajaron hasta el 14,4 por ciento, frente al 15,3 por ciento de ayer, según fuentes del mercado.

A cinco años, los inversores intercambiaban los títulos portugueses a 14,5 por ciento, también por debajo del 14,8 por ciento alcanzado ayer.

Los intereses a diez años, utilizados habitualmente como referencia para medir la solidez financiera del país, cayeron igualmente, aunque con menor incidencia, del 11,29 por ciento de ayer al 11,20 por ciento de hoy.

El alivio de los mercados sobre la deuda portuguesa contrastó con los máximos de Italia, donde la prima de riesgo se disparó hasta los 406 puntos básicos, y de España, que alcanzó los 416, aunque descendió por debajo de los 400 más tarde.