La prima de riesgo española abrió hoy con un nuevo máximo desde la creación del euro y llegaba a los 416 puntos básicos minutos antes de la apertura de la Bolsa, empujada un día más por la desconfianza de los inversores en la economía europea.

Así, el precio extra que los inversores exigen por comprar deuda española en vez de alemana volvía a subir después de la jornada de pánico que se vivió la víspera en los mercados cuando el Banco Central Europeo evitó comprometerse con la compra de deuda española e italiana.

De este modo, el rendimiento que tiene que ofrecer el bono español a diez años subía al 6,400 %, frente al 6,284 % del jueves, igual que el alemán, que avanzaba hasta el 2,300 % desde el 2,240 % previo, según datos del mercado secundario.