El Centro de Control de la misión Juno decidió detener la cuenta atrás y añadir cinco minutos adicionales para que los ingenieros puedan evaluar un problema de última hora por una fuga de helio en el cohete que impulsará la sonda rumbo Júpiter.

Estaba previsto que Juno partiera rumbo a Júpiter desde el Centro Espacial Kennedy de la NASA en Cabo Cañaveral (Florida) a las 11.34 horas locales (15.34 GMT).

Cuatro minutos antes del lanzamiento se paró la cuenta atrás para evaluar una posible fuga de helio en el sistema de Centauro, la parte superior del cohete Atlas V, en el que partirá rumbo a Júpiter.

El centro de operaciones detuvo la cuenta atrás para realizar una operación que durará unos cinco minutos y los ingenieros han pedido diez minutos adicionales para evaluar la situación.

No obstante, según la NASA todavía están dentro del tiempo establecido para el lanzamiento, ya que el plazo está abierto hasta las 12.43 (16.43 GMT).

Juno orbitará por primera vez los dos polos de Júpiter durante un año para estudiar los orígenes del planeta gaseoso, su estructura, su atmósfera, su campo magnético y, como gran fuente de energía que es, el papel que desempeñó en la creación del Sistema Solar.