La Comisión Europea (CE) anunció hoy la apertura de una investigación a varias empresas fabricantes de relojes de lujo por una posible violación de la normativa europea sobre libre competencia, informó hoy en un comunicado.

En 2004, la Confederación Europea de Asociaciones de Relojeros Reparadores (CEAHR, en francés) presentó una denuncia ante la CE contra las marcas de relojes de lujo, ya que éstas se negaban a proporcionar piezas de recambio de sus productos a aquellos reparadores que no formaran parte de sus redes de mantenimiento.

La CEAHR argumentó que tradicionalmente los relojes de alta calidad han sido siempre reparados por relojeros independientes, por lo que, a su juicio, las nuevas prácticas de las compañías fabricantes eran contrarias a la legislación comunitaria y amenazaban con poner fin a muchos negocios.

Aunque en 2008 la CE rechazó la denuncia por "falta de interés comunitario", el año pasado el Tribunal General europeo obligó a revisar el caso al considerar que no había expuesto suficientes motivos en sus conclusiones.

Por tanto, Bruselas deberá investigar a los fabricantes, si bien señaló que carece de pruebas que indiquen si se infringió en algún momento la legislación sobre libre competencia.