Los Gobiernos de Brasil y Colombia firmaron hoy en la amazónica ciudad brasileña de Tabatinga un acuerdo para actuar de manera conjunta y coordinada en la protección y resguardo de la frontera común, informaron fuentes oficiales.

El Ministerio de Defensa de Brasil señaló en un comunicado que el acuerdo contempla "medidas para ser implementadas, que incluyen intercambio de informaciones, operaciones conjunta y acciones sociales", mediante "mecanismos coordinados para combatir el crimen organizado y garantizar la protección y defensa de los recursos naturales".

El acuerdo permitirá la creación de la Comisión Binacional Fronteriza (Combifron) y la adopción del Plan Binacional de Seguridad Fronteriza.

En el acto, celebrado en la ciudad fronteriza, participaron también el vicepresidente de Brasil, Michel Temer; el ministro de Justicia, José Eduardo Cardozo, y el hasta hoy ministro de Defensa, Nelson Jobim, además de autoridades colombianas encabezadas por el ministro de Defensa, Rodrigo Rivera.

La iniciativa integra también la "Operación Ágata", que forma parte del Plan Estratégico de Fronteras del Ministerio de Defensa brasileño.

Después de la firma del acuerdo, el ministro colombiano explicó a periodistas que "se va a compartir inteligencia, experiencia entre las fuerzas de ambos países, capacidades" y se realizarán operaciones coordinadas de los Ejércitos y los organismos de seguridad contra las amenazas, "cada uno en su territorio".

Rivera afirmó: "el mundo debería condenar a las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) por la depredación de nuestras selvas para sus actividades criminales".

"Cuando tumban bosques para la siembra de cultivos ilícitos o la minería ilegal estamos frente a delincuentes que amenazan a toda la humanidad", resaltó el ministro colombiano.

El Plan Estratégico de Fronteras, lanzado en junio por la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, prevé acuerdos bilaterales con los países fronterizos y el firmado este jueves con Colombia fue informado previamente al Gobierno de Perú, el otro país que comparte la triple frontera amazónica.

Colombia y Brasil comparten una frontera de 1.645 kilómetros, en la que ambos países afrontan problemas de tráfico ilegal de armas, recursos minerales y naturales, personas y drogas.

La cooperación incluye labores de índole social, en especial programas orientados a las poblaciones indígenas y menores de edad.