El Barcelona ascendió a la cima del fútbol mundial en gran medida gracias al desarrollo de sus joyas en La Masía, su famosa academia juvenil.

Ahora quiere aumentar la cantidad de canteranos con la inauguración de una instalación moderna y más grande.

El nuevo edificio fue presentado a la prensa el viernes y lleva el mismo nombre que la residencia anterior. Al aumentar su capacidad de 60 a 83 jugadores, el Barsa espera producir más estrellas como Lionel Messi, Andrés Iniesta y Cesc Fábregas.

"Visitamos varias instalaciones de nuestros competidores para recabar ideas", dijo a la AP Jordi Moix, director del área económica y estratégica del Barsa. Agregó que entre las instalaciones que vieron están las del Milan, el Athletic de Bilbao y Arsenal.

"Podemos estar orgullosos por tener un edificio así, en el mismo lugar que los campos de entrenamiento y no a 50 kilómetros. Podemos decir que esta es una de las mejores instalaciones que hay".

Los futbolistas de 11 a 18 años elegidos por los cazatalentos del Barsa para entrenarse en La Masía tenían que viajar media hora cada día para entrenarse. Eso no será necesario con la apertura de un moderno edificio de cinco pisos localizado en los campos de entrenamiento del Barsa en las afueras de la ciudad.

La nueva academia puede albergar hasta 58 jugadores. Otros 23 puestos serán reservados para los prospectos de los equipos de básquetbol, handbol y hockey sobre patines.

Para el Barsa, el costo de 11 millones de euros (15,5 millones de dólares) de la instalación es una inversión a largo plazo.

"Esperamos producir atletas para nuestro primer equipo, (jugadores) con los que nuestros fanáticos se puedan identificar", indicó Moix.

La Masía es un edificio del siglo 18, mientras que la nueva sede parece una residencia universitaria.

Aunque las instalaciones son modernas, el club dijo que quiere mantener el sentido de tradición de La Masía.

"Lo que hemos hecho es traer el espíritu de La Masía a esta nueva residencia y sobre todo mejorar las condiciones de los chicos con más modernidad, más espacio, más luz", dijo el director de La Masía, Carles Folguera.

"La idea es que la gente que hace detección de talentos continúe trabajando como ha hecho hasta ahora con muchísimo éxito", agregó.