Los ministros de Comunicaciones de Brasil, Paulo Bernardo, y Colombia, Diego Molano, acordaron hoy con la secretaria general de Unasur, María Emma Mejía, trabajar en una infraestructura de comunicaciones que permita acceder a internet con banda ancha en todo el territorio suramericano.

Así lo confirmó Mejía a Efe en el primer Foro de Inversión Colombia-Brasil que se celebra hoy en Bogotá y que busca impulsar la cooperación y el comercio entre los países vecinos, al que asisten más de 500 empresarios y políticos de ambas naciones.

La secretaria de Unasur (Unión de Naciones Suramericanas) resaltó la importancia de superar la brecha del acceso a internet en los países latinoamericanos como requisito importante para el desarrollo, sobre todo de su aplicación en la educación, pues a su juicio "de ello depende la equidad".

"Nosotros aquí no solamente tenemos la dificultad de la infraestructura física sino también de la infraestructura en telecomunicaciones", señaló.

Mejía se refirió también a la importancia de la mejora de vías y transportes en los países adscritos a Unasur y optó por "que no se haga una sola carretera sin que ya tenga fibra óptica y acceso a banda ancha".

Los ministros de Comunicaciones acordaron revisar este proyecto en una reunión fijada para el 12 de septiembre, en la que prepararán un borrador que será presentado en otro encuentro de titulares de Comunicaciones e Infraestructuras en Brasil el próximo 30 de noviembre.

"El grueso de las comunicaciones de banda ancha se está haciendo a través de Estados Unidos, para hablar entre Ecuador y Colombia o Brasil y Paraguay la comunicación tiene que pasar por EE.UU. y nosotros pensamos que hay que empezar a trabajar en este sentido", enfatizó Mejía.

Por su parte, el ministro brasileño de Comunicaciones remarcó en su conferencia la importancia de llegar a "una verdadera integración de América del Sur en el tema de comunicación".

En Brasil, según Bernardo, ya se ha desarrollado un programa nacional de banda ancha y otro que democratiza el servicio con precios más accesibles, y fija sus retos en "llegar a 2014 (cuando se celebrará el Mundial de Fútbol) con todo el país conectado" a gran velocidad.