Clasificada de antemano, la anfitriona Colombia intentará el viernes ante Corea del Sur asegurar el primer lugar del Grupo A y de paso permanecer en su bastión en la capital.

Francia y Malí, los otros integrantes de la serie, jugarán a la misma hora en el estadio Pascual Guerrero de Cali.

La antesala de Colombia estuvo marcada por dudas sobre la condición de media docena de jugadores, entre ellos su volante James Rodríguez, debido a dolencias físicas.

Rodríguez, del Porto de Portugal, sufrió un golpe en la mano izquierda en el debut contra Francia y luego un puntapié en una pantorrilla frente a Malí. Pero el médico Nelson Rodríguez confirmó que jugará el viernes.

El doctor Rodríguez, después del último chequeo, confirmó el jueves por la noche que el único ausente será el lateral derecho Santiago Arias (fatiga muscular y tobill). Los otros seis están bien.

Los otros futbolistas habilitados son: los zagueros Jeison Murillo y Pedro Franco, el volante creativo Michael Ortega y os mediocampistas de marca Juan Cabezas y Didier Moreno.

El técnico Eduardo Lara vislumbra en Surcorea un rival rápido y tan fuerte en lo físico como Malí. Cabezas y Moreno son esenciales para poder contrarrestar esas cualidades.

"Tengo dos fieras, Cabezas y Moreno, son dos hombres que muerden, que comen, pelean en la mitad de cancha, son claves en el esquema", destacó Lara.

Colombia lidera el grupo con seis puntos, el doble de Corea y Francia. Malí es último, sin puntos.

Al local le basta un empate para asegurar el primer lugar, lo cual le asegura mantenerse en Bogotá para disputar su duelo de octavos de final. Pero si pierde y Francia gana, entonces se registraría un triple empate. Malí, por su lado, si supera a Francia podría avanzar entre los mejores terceros.

"Los coreanos corren y aprietan, necesitamos mucha inteligencia para controlarlos, de lo contrario nos pueden sorprender", indicó.

Aunque está clasificada, Lara anotó que Colombia "jugará como si fuese una final, pero sin perder la calma".

"El nivel de Colombia es excelente, pero Corea puede ganarle y llegar lejos", dijo el técnico surcoreano Lee Kwang-Jong.

Corea del Sur le ganó 2-0 a Malí y perdió 3-1 con Francia.

Luego de la goleada 4-1 a Francia y el 2-0 frente a Malí, los colombianos comenzaron a quejarse de cansancio.

"Sentimos un poco de agotamiento, el efecto de la altura (2.650 metros), pero con las ganas de hacer buenas cosas por el país uno se olvida de esto", indicó Rodríguez.

El partido en el estadio El Campín será antecedido por el Uruguay-Camerún desde las 17.00 (2200 GMT). Colombia y Corea del Sur jugarán desde las 20.00 (0100 GMT).