El número de solicitudes de apoyo gubernamental por desempleo en Estados Unidos bajó levemente la semana pasada, un indicio de que el mercado laboral podría estar mejorando.

Las solicitudes semanales de subsidios por desocupación bajaron en 1.000 a 400.000, anunció el jueves el Departamento del Trabajo, su nivel más bajo en cuatro meses. La semana anterior la cifra fue aumentada tras una revisión, de 398.000 a 401.000.

El promedio de cuatro semanas, una cifra menos inestable, retrocedió por quinta semana consecutiva a 407.750.

Las solicitudes "han mantenido una tendencia a la baja, y los resultados de esta semana al menos no son una mala noticia, algo que se siente bien en estos momentos", dijo el economista Robert Kavcic, de la firma BMO Capital.

Las acciones para entrega a término fluctuaron en la bolsa de valores neoyorquina tras la difusión del informe.

Las solicitudes se han mantenido en 400.000 o más en 17 semanas. En febrero cayeron a 375.000 y permanecieron en menos de 400.000 por dos meses, pero en abril repuntaron a su mayor cifra en ocho meses, 478.000, y desde entonces han descendido lentamente.

El gobierno anunciará el viernes las cifras de desocupados en julio. Los economistas creen que el sector privado añadió 90.000 empleos ese mes, y que seguramente el índice de desocupación permanecería inalterado en 9,2%.

Eso sería una mejoría en comparación con junio, cuando la economía apenas creó 18.000 nuevos puestos de trabajo, la cifra más baja en nueve meses.

La economía creció un 1,3% en el segundo trimestre tras apenas hacerlo en el primero. Un crecimiento inferior al 1% en el primer semestre del año fue el más débil desde que terminó oficialmente la recesión.

El lunes, un grupo privado sin fines de lucro indicó que el sector fabril creció en julio al ritmo más lento en dos años.

Los economistas miran con pesimismo el segundo semestre. Goldman Sachs redujo recientemente su pronóstico de crecimiento en el tercer trimestre del 3,25% al 2,5% y JPMorgan del 3% al 1,5%.

Un crecimiento del 2,5% apenas permite reducir el desempleo. La economía estadounidense necesitaría crecer un 5% durante un año para reducir la desocupación en un punto.

En total, 7,6 millones de personas recibieron compensaciones por desempleo en la semana que concluyó el 16 de julio.