El Senado estaría finalmente dispuesto a votar los tratados de libre comercio pendientes con Colombia, Panamá y Corea del Sur, siempre y cuando sea aprobada antes una ley de asistencia para los trabajadores desplazados por esos pactos.

Los líderes de la cámara alta dijeron el miércoles por la noche que acordaron un calendario para aprobar la legislación de ayuda a los obreros desplazados por la competencia comercial extranjera, y después someter a votación los tres acuerdos que han languidecido desde que fueran firmados durante el gobierno del presidente republicano George W. Bush.

El líder de la mayoría demócrata, el senador Harry Reid, y el de la minoría republicana, Mitch McConnell, emitieron una declaración conjunta indicando que acordaron un calendario para aprobar una prolongación del programa de Asistencia del Ajuste Comercial cuando el Congreso reanude sus actividades en septiembre.

Aunque en principio respaldó los tratados de libre comercio con Colombia, Panamá y Corea del Sur, el presidente Barack Obama insistió en que los legisladores aprobaran antes la renovación del programa de asistencia obrera, que aporta capacitación laboral y ayuda financiera a los trabajadores perjudicados por la competencia extranjera.

Según Reid, semanas de negociaciones con McConnell produjeron el marco de una agenda según la cual el Senado podría aprobar primero la extensión del programa de ayuda y someter luego a votación los tres tratados.

El senador repitió, al igual que Obama, que nunca quiso respaldar la votación de los tres pactos en el pleno de la cámara alta hasta que el Congreso prolongara el programa de asistencia obrera que expiró a principios de año.

"Estamos deseosos de reanudar las gestiones y aprobar finalmente" los acuerdos de libre comercio, dijo McConnell. Agregó que aunque personalmente no respalda la extensión de ayuda a los obreros desplazados por la competencia extranjera, "sé que hay un respaldo bipartidista para este programa".

Gracias al acuerdo, el próximo paso en esta larga saga podría ser que la Casa Blanca presente oficialmente al Congreso la legislación sobre los tres tratados comerciales. El representante de Comercio Exterior, Ron Kirk, indicó en un comunicado que los acuerdos respaldarán decenas de miles de puestos de trabajo en este país y agregó que el gobierno "está deseoso de colaborar con los líderes del Senado y la Cámara de Representantes cuando el Congreso reanude en septiembre sus actividades a fin de lograr la aprobación de estas importantes iniciativas para las familias trabajadoras estadounidenses".

Reid y McConnell no aportaron detalles de la agenda legislativa, pero el mes pasado 12 senadores republicanos firmaron una carta indicando que respaldarán las gestiones de los senadores demócratas para llegar a una solución negociada en el proyecto de asistencia a los obreros, renunciando a cualquier intento de bloqueo para someterlos a una votación final en el pleno de la cámara alta.