El Congreso llegó el jueves a un acuerdo bipartidista para poner fin al cierre parcial de la Administración Federal de Aviación, que ha dejado paralizados a 74.000 trabajadores del transporte y la construcción, dijo el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid.

El acuerdo permitirá al Senado aprobar una propuesta de ley de la cámara baja que extiende la autoridad operativa de la FAA hasta mediados de septiembre, incluyendo una cláusula que elimina 16,5 millones de dólares en subsidios al servicio aéreo en comunidades rurales de poco tránsito.

Los republicanos habían insistido en los recortes como condición para restaurar la operación plena de la FAA. Pero los recortes pudieran quedar en dudas.

Demócratas dijeron que esperan que la Casa Blanca elimine o niegue los recortes, lo que permitiría la continuación del servicio a 13 comunidades afectadas por la cláusula.

"No conozco todos los detalles de cómo las comunidades afectadas por los recortes van a quedar inocuos. Sólo sé que la Casa Blanca ha asegurado que van a quedar inocuos", dijo un asistente de los líderes demócratas en el Senado que pidió no ser identificado porque no estaba autorizado a hablar públicamente.

"Esta es una tremenda victoria para los trabajadores estadounidenses", dijo el secretario de Transporte Ray LaHood en una declaración.