Un día después de que comenzó el histórico juicio de Hosni Mubarak, siete de sus colaboradores regresaron el jueves a la corte acusados de ordenar la matanza de manifestantes durante la revuelta popular que terminó con el derrocamiento del ex presidente de Egipto.

La audiencia del ex ministro del Interior de Egipto, Habib el-Adly, y de seis altos funcionarios de la policía se transmitió en vivo por las televisoras estatales del país.

Los siete aparecieron ante la corte por primera vez el miércoles, en la misma celda con Mubarak y sus dos hijos — su aparente sucesor Gamal y el empresario Alaa — en un caso relacionado que es llevado por el mismo juez.

El juicio de los Mubarak se reanudará el 15 de agosto.

Mubarak, el-Adly y los seis policías enfrentan cargos de pena capital si son sentenciados por la muerte de los manifestantes.

Los tres Mubarak enfrentan cargos de corrupción por separado.