Alex Rodríguez se negó a hablar de una investigación abierta por las Grandes Ligas sobre su participación en partidas ilegales de póquer, y puso fin el jueves a una entrevista mediante una respuesta que consistió en una sola palabra.

Los Yanquis de Nueva York habían advertido que su astro lesionado pondría fin a su conversación habitual con la prensa, luego del entrenamiento en el complejo de ligas menores del club, si cualquier reportero le hacía una pregunta ajena al béisbol.

Rodríguez habló durante varios minutos sobre su recuperación tras una cirugía de rodilla. Pero cuando se le preguntó si hablaría de las partidas de póquer, el antesalista dijo, "sí", y se alejó hacia su vehículo.

El publicista de Rodríguez dijo sin embargo que el toletero de los Yanquis está dispuesto a cooperar con la investigación de Grandes Ligas.

La revista Star Magazine reportó el mes pasado que varias personas vieron a Rodríguez en juegos realizados en hoteles y casas en Hollywood.

Richard Rubenstein, publicista de A-Rod, señaló el jueves en un comunicado que la historia de la revista contiene "varios datos imprecisos".

Rodríguez dijo que se tomará unos días para definir el cronograma de su regreso a los Yanquis.

"Creo que tendré una idea más clara en las próximas 48 horas", dijo. "Siento curiosidad por ver cómo reaccionará mi cuerpo, cómo responderá mañana. Mañana y el día posterior serán un buen indicio".

Rodríguez, de 36 años, llegó al complejo de ligas menores de los Yanquis poco después del mediodía. Se detuvo en su Mercedes y saludó a una treintena de aficionados antes de ingresar al inmueble.

Fue su primera actividad en las instalaciones deportivas desde el 14 de julio, cuando se sometió a la intervención quirúrgica. Entrenó por aproximadamente media hora, haciendo algunos lanzamientos y atrapadas, y se metió a la jaula de bateo, donde golpeó la pelota colocada sobre una plataforma. Utilizó una rodillera elástica y no mostró dificultades para moverse.

Luego, A-Rod entró a otra instalación para colocarse hielo en la rodilla y correr en la piscina.

"Me siento bien. Hoy tuve un día prometedor", dijo Rodríguez, quien firmó algunos autógrafos antes de hablar con la prensa frente al complejo. "En cuatro o cinco días tendré una mejor idea de las fechas (para volver a jugar). Lo más importante es estar saludable cuando regrese".

El astro, descendiente de dominicanos, batea para .295, con 13 jonrones y 52 impulsadas.