Apenas pasaron tres partidos del torneo Apertura mexicano y algunos aficionados del América ya extrañan al portero Guillermo Ochoa, quien emigró al fútbol francés al fichar con el Ajaccio.

Las Aguilas perdieron el miércoles 2-1 ante Estudiantes de Guadalajara, que marcaron dos goles en balón detenido. Uno de los goles fue en un tiro libre del argentino Rubens Sambueza que dejó parado al portero Armando Navarrete, quien quedó como titular tras la salida de Ochoa.

Al final del encuentro, un nutrido grupo de aficionados le reclamó a Navarrete y pidió a gritos el regreso de Ochoa.

"Yo tengo los pies en la tierra y debo tener la personalidad de afrontarlo (los abucheos) como tiene que ser", dijo Navarrete. "No será la primera vez que pase".

Ochoa, quien debutó en 2003 con las Aguilas y ha sido suplente en la selección mexicana en los dos últimos mundiales, fue uno de los referentes del América en años recientes.

"Yo doy todo de mí para que la portería no decaiga, dependiendo de los resultados siempre van a ver al portero y por eso asumo responsabilidades para salir adelante de esto", agregó Navarrete, quien ha recibido cuatro goles en tres partidos del Apertura.

Navarrete, de 30 años de edad, llevaba cinco años de suplente con las Aguilas.

"Yo siempre entreno parta dar lo mejor a este equipo y me ocupo de trabajar duro para darle vuelta. Tengo la certeza de que lo podré hacer y darle satisfacciones al público", concluyó Navarrete.