El grupo siderúrgico brasileño Gerdau, mayor productor de aceros planos de América, alcanzó en el segundo trimestre del año un beneficio neto de 503 millones de dólares (unos 322 millones de dólares), un descenso del 41 por ciento en comparación el mismo período de 2010.

En un comunicado divulgado hoy, la compañía siderúrgica explicó que, pese a haber aumentado sus ventas, este resultado se debe en parte al aumento de los costos de las materias primas.

En comparación con el primer trimestre de este año, el beneficio neto creció un 23 por ciento.

La producción de acero de Gerdau en el segundo trimestre creció un 9 por ciento, hasta las 5,1 millones de toneladas, y las ventas subieron un 12 por ciento al registrar 4,9 millones de toneladas.

"El resultado fue un impacto del cambio desfavorable del real frente al dólar y por los costos de las materias primas. La empresa sigue con la estrategia de lograr la autosuficiencia en minerías de hierro y en ampliar el abastecimiento de carbón mineral con nuestra operaciones en Colombia", dijo el director presidente del grupo, André Gerdau Johannpeter.

Debido al alza de los precios de las materias primas, el beneficio bruto de explotación (Ebitda) de la empresa en el segundo trimestre de 2011 fue de 1.300 millones de reales (unos 833 millones de dólares), un descenso del 24 por ciento con respecto a las cifras logradas en el mismo período del pasado año.

En comparación con los tres primeros meses de 2011, el Ebitda registró un crecimiento del 19 por ciento, según datos facilitados por la siderúrgica.

En el primer semestre, la compañía acumuló un beneficio neto de 17.400 millones de reales (unos 11.153 millones de dólares), un 13 por ciento más que los obtenidos en el mismo periodo de 2010.

"Con las medidas que hemos impulsado, buscaremos alcanzar la máxima eficiencia en nuestras operaciones y un crecimiento sostenible a largo plazo", agregó Gerdau Johannpeter.

La empresa informó igualmente que las exportaciones entre abril y junio crecieron un 29 por ciento, hasta alcanzar las 507.000 toneladas, frente a las cifras del mismo período de 2010.

Según Gerdau, las ventas en Estados Unidos y Canadá se incrementaron un 16 por ciento, hasta 1,7 millones de toneladas, debido al aumento de la demanda de la industria energética.

La compañía anunció, además, una inversión de 183 millones de reales (unos 117 millones de dólares) hasta el segundo trimestre de 2012 en las centrales de Pinda y de Mogi das Cruzes, en el estado de Sao Paulo, el más industrializado del país.

Con esta cantidad, que se suma a los 718 millones de reales (unos 460 millones de dólares) destinados a otras plantas de la región, se pretende atender la creciente demanda de aceros especiales en el mercado automotriz brasileño.

La empresa informó en mayo que invertirá 560 millones de reales (unos 350 millones de dólares) en la ampliación de su capacidad de producción de aceros especiales en Estados Unidos debido a la mayor demanda de los mercados del automóvil e industrial en ese país.

Gerdau tiene plantas en 14 países de América, Europa y Asia y una capacidad instalada de producción de 25 millones de toneladas de acero al año.