El gigante alimentario Kraft anunció hoy que en el primer semestre del año tuvo un beneficio neto de 1.775 millones de dólares, el 37,2 % menos que en la misma fecha de 2010, y anunció que se dividirá en dos compañías independientes, una dedicada a la alimentación y otra a la confitería.

La empresa con sede en Northfield (Illinois) indicó que en el segundo trimestre (al que más importancia conceden los inversores estadounidenses) tuvo una ganancia neta de 976 millones de dólares (55 centavos por acción), el 3,9 % más que de abril a junio de 2010, cuando se anotó 939 millones de dólares (53 centavos por título).

En cuanto a sus ingresos, la compañía alimentaria se anotó 26.451 millones de dólares de enero a junio de 2011, el 12,2 % más que los 23.571 millones de los mismos meses del pasado ejercicio.

Los del segundo trimestre fueron de 13.878 millones de dólares, el 13,3 % más que los 12.253 millones de abril a junio de 2010.

Kraft anunció también que su consejo de administración decidió crear dos sociedades independientes, con la intención de competir con otras firmas como las cadenas de grandes superficies Target y Walmart, que están incrementando sus divisiones alimentarias.

Una de ellas se concentrará en la venta de aperitivos y otros productos a nivel mundial y en fuerte crecimiento, mientras que la otra se dedicará a los productos alimentarios tradicionales como la marca de quesos Philadelphia, las galletas Oreo y el café Maxwell House, entre otros.

La presidenta y consejera delegada de Kraft, Irene Rosenfeld, señaló que las "acciones estratégicas de la firma han llevado a crear dos grandes compañías, cada una de ellas en posición de liderazgo, con recursos y con fuertes posiciones en los mercados".

Kraft, que compró el pasado año a la chocolatera británica Cadbury por 19.000 millones de dólares, controla marcas de chocolate con gran peso en el mercado europeo, como Milka, Côte d'Or y Toblerone, al igual que Oreo y Oscar Mayer, entre otras.

Cadbury era su principal rival en este sector en el Reino Unido e Irlanda, donde es líder con su gama de productos Dairy Milk, Flake, Creme Egg, Milk Tray y Cadbury Rosesy.

En cuanto a sus perspectivas anuales, el gigante alimentario estadounidense indicó que esperaba que su beneficio anual por acción se sitúe entre 2,20 y 2,25 dólares.

Minutos antes de la apertura de la bolsa de Nueva York, las acciones de Kraft subían el 5,10 % hasta 36,05 dólares, mientras que en lo que va de año se han revalorizado el 8,85 % y en los últimos 12 meses el 17,43 %.