Tres demandas separadas que buscan impedir la implementación de una polémica ley de inmigración en Alabama fueron consolidadas en un solo caso.

La jueza federal Sharon Blackburn falló el miércoles que iba a considerar las tres demandas conjuntamente y que escuchará los argumentos de los demandantes el 24 de agosto a las 9 de la mañana en Birmingham. La ley deberá entrar en vigor el 1 de septiembre.

La nueva legislación fue aprobada en junio y ha sido descrita por sus oponentes como la más severa contra inmigrantes no autorizados para estar en el país.

Los tres casos son una demanda presentada por el Departamento de Justicia de Estados Unidos, una similar presentada por una coalición de grupos de derechos civiles y una tercera presentada por líderes religiosos en Alabama.