La campaña aérea de la OTAN contra Moamar Gadafi no está estancada, dijo el jueves el ministro de Relaciones Exteriores de Francia, aunque admitió que la coalición había subestimado la resistencia del asediado líder libio.

Alain Juppé dijo en una entrevista transmitida por el canal de televisión France 2 que "nadie dijo que sería una guerra a la velocidad del rayo" y que "probablemente subestimamos la resistencia de las fuerzas de Gadafi, pero no estamos empantanados".

En la entrevista del jueves, Juppé también afirmó que las fuerzas de la oposición libia están haciendo progresos en el sur y el occidente del país. Juppé dijo que la coalición "seguirá ejerciendo esta presión militar" sobre las fuerzas de Gadafi.

Francia ha sido uno de los principales apoyos del Consejo Nacional de Transición de los rebeldes, con sede en Bengasi, y ha desempeñado un papel clave en la campaña de cuatro meses de la OTAN bajo un mandato de la ONU para proteger a los civiles de la represión por parte de las fuerzas de Gadafi.

En mayo, Juppé advirtió a otros aliados que a pesar de estar a la vanguardia de la operación militar contra las tropas de Gadafi, la paciencia de París es limitada, al decir que su voluntad de combatir en Libia no "duraría más que unos pocos meses".

Las protestas contra los 42 años de gobierno del líder libio estallaron en febrero, lo que provocó una feroz represión del gobierno. El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó una resolución que autoriza el uso de la fuerza para proteger la vida de los civiles, y una coalición internacional liderada por Estados Unidos comenzó a lanzar ataques aéreos contra instalaciones militares de Gadafi a mediados de marzo.

Cuando la OTAN asumió el mando de la operación el 31 de marzo, la alianza esperaba que un golpe rápido y fuerte persuadiría rápidamente a Gadafi a entregar el poder. Sin embargo, a pesar de que la campaña de bombardeos ha logrado detener a las fuerzas de Gadafi y evitar la caída de ciudades bajo control de la oposición, como Bengasi y Misrata, no ha sido capaz de desplazar a su régimen.