El ex gobernador del estado sureño de Chiapas, Pablo Salazar Mendiguchía, enjuiciado por presunta malversación enfrentará un nuevo proceso por su presunta responsabilidad en la muerte de al menos 33 recién nacidos.

El procurador de Chiapas, Raziel López, informó que el ex funcionario enfrenta cargos por homicidio, omisión y negligencia durante la aparición de una bacteria en un hospital regional de la comunidad de Comitán entre 2002 y 2003.

Salazar se encuentra recluido en una prisión estatal, en la que enfrenta un juicio por malversar el equivalente a unos nueve millones de dólares que estaban destinados a la reconstrucción de una zona que azotó el huracán Stan en 2005

El funcionario dijo que un juez concedió una nueva orden de arresto por la muerte de los 33 bebés contra Salazar.

López dijo que el ex gobernador de 56 años sabía de la bacteria en el hospital y no ordenó la atención necesario para salvar a los bebés.

Salazar fue gobernador de Chiapas entre 2000 y 2006 como parte de una coalición de seis partidos.