El ministro ecuatoriano del Interior, José Serrano, informó hoy de que ha empezado una operación para cerrar casinos en todo el país, en cumplimiento de la consulta popular del pasado 7 de mayo, que prohibió los juegos de azar.

Serrano explicó que la operación efectuada en varias ciudades del país empezará por la clausura de las salas de juego que funcionan de manera ilegal, pues las que tengan sus papeles en regla cerrarán tras aplicar un procedimiento previsto.

"Se ha dado la disposición que todos estos espacios de juegos de azar, casinos y salas de juego en general sean clausuradas. Este operativo estamos haciendo directamente con los intendentes" de Policía, dijo el ministro en una rueda de prensa.

Remarcó que se investigarán los negocios de este tipo que hayan cerrado sus puertas para evitar ser clausurados y que se solicitarán las respectivas órdenes de allanamiento para poder cerrarlos de manera definitiva.

Serrano explicó que en el caso de los casinos que se hayan constituido legalmente y que se encuentren en el marco de la Ley de Turismo, se aplicará "un procedimiento especial que se ha establecido ya en coordinación con los ministerios de la Producción, de Turismo y con el coordinador de Seguridad".

También se busca, dijo el ministro, evitar que los empleados de estos negocios vayan al desempleo, por lo que el plan implica su reubicación en otras labores.

La consulta popular del pasado 7 de mayo incluyó 10 preguntas, dirigidas también a reformar el sistema de justicia, restringir los negocios de bancos y medios de comunicación y regular los contenidos de prensa, entre otros fines.