El fenómeno climático de La Niña, que contribuye a la sequía que padece gran parte de Texas, podría repetirse antes de fin de año para desdicha de agricultores y ganaderos, según meteorólogos.

El Centro de Predicciones del Clima emitió el jueves un aviso sobre La Niña, dos meses después de anunciar el fin de la última. El fenómeno produce el enfriamiento de las aguas tropicales del Océano Pacífico, con menos lluvias en los estados meridionales.

La Niña ha contribuido a la peor sequía en la historia de Texas, registrada en la década de 1950. Casi tres cuartas partes del estado sufren ahora lo que el Monitor de Sequía de Estados Unidos considera la peor fase de una sequía.

El Centro de Predicciones del Clima anunció condiciones neutrales en el cuarto trimestre, pero " probablemente después hay la misma probabilidad de que sean neutrales o de que llegue La Niña".