El director electo del Fondo de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), José Graziano, afirmó hoy en Brasil que Latinoamérica puede erradicar el hambre hasta 2025.

"América Latina tiene la meta de erradicar el hambre en 2025, lo que creo perfectamente viable", afirmó Graziano después de participar de una reunión del Consejo Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional (Consea) de Brasil.

Ese compromiso, recordó Graziano, fue propuesto en su gestión desde 2006 como representante regional de la FAO para América Latina y el Caribe.

Según Graziano, quien después se entrevistó con la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, "la meta para el milenio (propuesta por la ONU) es reducir por la mitad el número de hambrientos hasta 2015. Será muy difícil alcanzar esa meta para buena parte de los países, en especial los más pobres".

Para el exasesor del Gobierno brasileño en el combate al hambre, "algunos países se apoyan en la exclusión social para mantener el dominio de una minoría, por eso que acabar con el hambre no les interesa a todos, porque ella pode modificar Gobiernos".

"Creo que llegar a un sistema democrático también es una 'precondición' para acabar con el hambre", agregó.

Graziano fue elegido en junio pasado, con 92 de 180 votos, para dirigir la FAO entre 2012 y 2015.