El consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE) mantuvo hoy los tipos de interés en el 1,5 %, en un momento en que aumenta la presión para que la entidad compre deuda soberana y evite que la crisis de endeudamiento se contagie a España e Italia.