El director de la Policía Nacional de Colombia informó el jueves que Interpol aseguró que no procede emitir una circular roja sobre la ex directora de la policía secreta porque va contra estatutos internos relacionados con el respeto al asilo político, bajo el cual la ex funcionaria se encuentra en Panamá.

El general Oscar Naranjo dijo que la decisión de Interpol está fechada el 26 de julio y alega que por los estatutos internos de esa policía internacional las circulares rojas o que informa sobre personas buscadas por la justicia no pueden emitirse por respeto a figuras como la del asilo.

Interpol y sus normas son claras "en señalar el respeto por situaciones y figuras o instituciones políticas, en este caso se refiere específicamente a la figura del asilo político otorgado por el gobierno de Panamá a la doctora María del Pilar Hurtado", dijo el oficial a los reporteros en el comando policial.

No hubo respuesta de inmediato de Interpol en un correo electrónico enviado por la AP buscando comentarios al respecto.

"Por razones que tiene que ver con los estatutos de Interpol no procede la emisión de la circular roja (u) orden de captura inmediata sobre María del Pilar Hurtado", agregó el oficial.

Jaime Camacho, abogado de Hurtado en Colombia, dijo telefónicamente que la determinación de la Interpol "era previsible" y "una respuesta a una persona que goza de la figura del asilo" por parte de las autoridades panameñas.

En concepto del jurista, pudo haber "precipitación" de las autoridades al elevar esa solicitud a la Interpol. Dijo que, en consecuencia del anuncio de la policía internacional, Hurtado puede salir de Panamá a cualquier país, menos a Colombia donde está vigente su orden de captura, sin el temor de que vaya a ser capturada.

Hurtado está asilada desde noviembre en Panamá alegando que temía por su seguridad personal en Colombia, donde es investigada por la Fiscalía General por un escándalo que estalló a inicios de 2009 sobre escuchas telefónicas y seguimientos ilegales a magistrados, periodistas, políticos opositores e incluso funcionarios.

Por ese caso de espionaje, Hurtado, quien dirigió de agosto de 2007 a octubre de 2008 el Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) o policía secreta, fue sancionada a fines del año pasado por la Procuraduría General con una prohibición de ocupar cargos públicos por 18 años.

En mayo y a solicitud de la Fiscalía General un tribunal penal en Bogotá ordenó la detención de Hurtado.

Poco después, la fiscal general Viviane Morales solicitó a Interpol en Colombia "difundir la orden de captura, por medio de circular roja" para que se hiciera efectivo el arresto en el exterior de la ex jefa de la policía secreta.

La solicitud entonces fue tramitada por la policía nacional colombiana ante Interpol, con sede en Lyon, Francia. La Fiscalía explicó que sólo podía ser efectiva en caso de que Hurtado abandonara Panamá.

Esas ordenes son cumplidas por las policías locales de cada país.

Alvaro Osorio, jefe de fiscales delegados ante la Corte Suprema de Justicia, dijo a la AP que ahora a la Fiscalía colombiana le queda una alternativa respecto de Hurtado: "Pedirla en extradición, que podría hacerse efectiva si pone un pie fuera de Panamá".

Panamá ha dicho que mantendrá el asilo a Hurtado, que lo tramitó con ayuda del ex presidente Alvaro Uribe (2002-2010).