La ausencia de River Plate por primera vez en un campeonato argentino de primera división es lo más llamativo del Apertura que empezará este fin de semana, con el monarca Vélez Sarsfield como favorito y con Boca Juniors y Racing Club bien rearmados para dar pelea.

River se fue al descenso al perder un repechaje con Belgrano y eso ya es historia, pero aún resulta inverosímil que el club más veces campeón, con 33 títulos, haya sufrido semejante catástrofe deportiva.

Sacudido por esa ausencia, el torneo sale al escenario con Vélez estrenando su traje de campeón del pasado Clausura en su visita a Godoy Cruz.

Vélez, dirigido por Ricardo Gareca, conserva la base de la anterior temporada con sus explosivos goleadores Santiago Silva y Juan Manuel Martínez, mientras que de los titulares sólo se desprendió del enlace Maxi Moralez, vendido al Atalanta italiano en unos seis millones de dólares.

También vendió al mediocampista Ricardo Alvarez, un suplente de lujo por el que Inter de Italia desembolsó unos 17 millones de dólares por el 90% del pase. Sin palabras.

Caracterizado por austeridad, Vélez no salió al mercado grande de pases: A Moralez lo reemplazaría por el volante de Quilmes, Francisco Cerro, quien llegaría por unos 750.000 dólares y en cuanto a Alvarez se arreglará con lo que tiene en casa. A fin de cuentas, "Ricky" no fue indispensable en el equipo campeón.

Boca y Racing se perfilan como equipos llamados a dar batalla.

Sin Martín Palermo, ya retirado, Boca visitará a Olimpo y Racing a Tigre, en ambos casos el domingo.

Agustín Orión en el arco y Franco Sosa en la defensa son dos de los refuerzos de Boca, en el que Juan Román Riquelme seguirá manejando los hilos del equipo que conduce Julio César Falcioni.

"Tengo la ilusión de que vamos a hacer un buen campeonato", dijo Riquelme. "Vamos a terminar todos muy contentos".

Racing, con Diego Simeone como técnico, se reforzó con Sebastián Saja en el arco y Agustín Pelletieri y el chileno Gonzalo Espinoza (Unión San Felipe de Chile) en el medio, entre otros, y adelante conservó a Gabriel Hauche y el colombiano Teófilo Gutiérrez, uno de los dos máximos goleadores del Clausura.

Además, el también colombiano Giovanni Moreno está listo para reaparecer a fines de este mes, tras haber superado una rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda sufrida en febrero pasado en un partido con All Boys.

"Tienen una gran calidad técnica que los hace diferentes", dijo Simeone, ex entrenador del Catania, al referirse a los dos integrantes de la selección colombiana. "Son dos excelentes jugadores, pero no hay que atribuirles toda la responsabilidad".

Si se miran al espejo de River, tanto Boca como Racing deberán tener cuidado con el tema del descenso ya que arrancan debilitados en los promedios de puntos que dentro de un año determinarán la pérdida de la categoría.

Otro tanto ocurre con San Lorenzo, que el domingo visitará a Lanús, y que junto con Boca, Racing e Independiente son los sobreviviente de los equipos grandes en la categoría superior.

Belgrano de Córdoba, verdugo de River, visitará el sábado a All Boys.

Los otros equipos que provienen del ascenso son Unión y Atlético Rafaela, ambos de Santa Fe, y San Martín de San Juan, que postergó su debut con Independiente, debido a que los Diablos Rojos viajaron a Japón donde el miércoles perdieron por penales ante Jubilo Iwata por la Copa Suruga.

La fecha se completa con Arsenal-Colón (sábado) y Newell' Old Boys-Estudiantes (domingo).

___

Los periodistas de Deportes de AP en Español están en http://twitter.com/AP_Deportes