El actor que puso voz y movimientos a Gollum, King Kong o el Capitán Haddock, Andy Serkis, ha ido más lejos en la fusión de interpretación y nuevas tecnologías con "Rise of the Planets of the Apes", precuela del planeta de los simios en la que humaniza al chimpancé que liderará una revolución.

A sus 47 años, este británico se ha convertido en una estrella de cine de fama mundial sin necesidad de mostrar su cara en la pantalla gracias a su capacidad para poner sentimiento a un avanzado sistema informático de captura de movimientos y expresiones que permite crear personajes imposibles de forma realista.

"El 'performance capture' es una herramienta increíble", dijo Serkis en una entrevista con Efe en la que se mostró muy implicado en el desarrollo de esta técnica y su aplicación en la industria del entretenimiento, pese a los "prejuicios" en el sector.

"Hay quienes creen que no se ve el alma del personaje si no se ve al actor. Pero esta (performance capture) es una forma de actuar mucho más pura. Te da libertad. Que se me vea a mí o no es secundario. Apuesto a que cualquier actor que use esta tecnología entiende al instante las ventajas y su potencial", explicó.

"Rise of the Planet of the Apes" supuso para Serkis una nueva oportunidad para seguir explorando una técnica que empezó a emplearse en la trilogía "The Lord of the Rings", donde interpretó a al popular Gollum, y dio un paso de gigante con "Avatar" (2009).

Dirigida por Rupert Wyatt ("The Escapist", 2008), la película trata de explicar los orígenes de la historia que subyace detrás del clásico "Planet of the Apes" (1968) en la que Charlton Heston encarnaba a un astronauta que aterrizaba en la Tierra en un futuro en el que los simios habían tomado el control del planeta.

La trama recurre a la investigación científica para lograr la cura del mal de Alzheimer y la experimentación con monos como detonante del apocalipsis humano y justificar así la aparición de Caesar, un chimpancé superdotado nacido en un laboratorio de pruebas dirigido por Will Rodman (James Franco).

"No queríamos hacerlo ni muy humano, ni muy mono", dijo Serkis que interpreta al simio desde su etapa infantil -en la que primaron los aspectos físicos- hasta su madurez, donde se impuso el trabajo emocional.

"Caesar fue criado por humanos y cree que es uno más, pero en un punto de su vida se da cuenta de que es diferente, una especie de monstruo Frankenstein y empieza a mostrarse furioso. Llega un momento en el que tiene que escoger entre la humanidad con la que creció o liderar a los suyos hacia la libertad", indicó el actor.

Serkis, que ya había estudiado el comportamiento de los primates para su encarnación de King Kong en el "remake" de Peter Jackson de 2005, se inspiró para crear a Caesar en la vida de Oliver, un chimpancé convertido en una celebridad en los años 60 por sus comportamientos humanos.

"El viaje de Caesar, no obstante, tenía que ver más con su personalidad, más que imitar a un simio", declaró Serkis que trabajó los movimientos con un exintegrante del Circo del Sol, Terry Notary, convertido ahora en coordinador de dobles para escenas de acción.

"Rise of the Planet of the Apes", que se estrena mañana en EE.UU., es el primer filme de la Historia en el que la tecnología "performance capture" se utilizó en localizaciones exteriores, con luz solar, gracias a un equipo diseñado por Weta Digital, la compañía de efectos especiales de "Avatar", "The Lord of the Rings" o "District 9".

Andy Serkis estrenará a finales de año "The Adventures of Tintin: The Secret of the Unicorn", dirigida por Spielberg y en la que se transforma en el Capitán Haddock, un papel que confía en volver a repetir para la anunciada secuela que realizará Peter Jackson, con quien prepara actualmente las dos entregas de "The Hobbit" en las que retoma a su icónico personaje, Gollum.

"Gollum se ha convertido en un elemento de la cultura popular, pero yo quiero conservarlo también para mí, especialmente ahora que estoy con 'The Hobbit'", comentó Serkis, que quiere evitar que su interpretación se vea afectada por el éxito del personaje, una fama que él vive en primera persona.

"Hay veces que la gente me reconoce, pero no es incómodo, te muestran aprecio", dijo el actor que admitió que frecuentemente le piden por la calle que reproduzca la frase más conocida de Gollum: "Mi tesoro".

La saga "Planet of the Apes" que comenzó en 1968 fue seguida por cuatro secuelas cinematográficas, varias series de televisión y telefilmes y volvió en 2001 con el "remake" de Tim Burton basado en la cinta original.