La Cámara del Senado de Haití debate esta noche la designación del extitular de Justicia del país Bernard Gousse como primer ministro.

El hemiciclo, dominado ampliamente por la plataforma opositora Inite (Unidad), del expresidente René Préval, deberá pronunciarse sobre la ratificación o no de Gousse como jefe del Ejecutivo.

La designación oficial de Gousse generó controversia en el Parlamento, y un grupo de 16 senadores, la mayoría pertenecientes Inite, expresó su sorpresa y descontento con la designación y firmó una petición para declarar su rechazo, por adelantado, del candidato.

Según el líder de este grupo de senadores y coordinador de Inite, Joseph Lambert, la designación de Gousse es "inaceptable" porque durante su etapa como ministro de Justicia se registraron varias violaciones de derechos humanos.

La reunión de hoy de los senadores se produce horas después de que la Presidencia de Haití anunciara que un grupo de 58 diputados conformó una mayoría de apoyo al presidente del país, Michel Martelly, quien hasta ahora solo tenía dos diputados en la Cámara baja elegidos por su partido, Repuesta de los Campesinos.

La oficina de comunicación de la Presidencia dio a conocer a los medios de comunicación una declaración de diputados que se comprometieron a apoyar la "política impulsada por el presidente (...) teniendo como objetivo el desarrollo económico, social y cultural" de Haití.

La declaración añadió que los diputados apoyan la ratificación del primer ministro designado, Bernard Gousse.

El primer aspirante a la jefatura del Gobierno propuesto por el presidente Martelly fue el economista y empresario Daniel Rouzier, cuya candidatura fue rechazada por los legisladores el 21 de junio.

La ratificación del primer ministro debe ser aprobada por las dos cámaras legislativas de Haití y sólo entonces el aspirante puede formar Gobierno y presentar su programa político, que debe también ser sancionado por el Parlamento.