Ubaldo Jiménez está feliz por vestir finalmente la franela de los Indios de Cleveland, luego de llegar el miércoles al club, de cara a un encuentro con Boston.

Jiménez era uno de los jugadores más codiciados antes del 31 de julio, cuando venció el plazo para realizar canjes. Los Indios lo adquirieron a cambio de cuatro peloteros de ligas menores para reforzar su nómina con el objetivo de avanzar a los playoffs.

Cleveland comenzó la noche del miércoles tres juegos debajo de Detroit en la División Central de la Liga Americana, luego de perder nueve de sus últimos 13 encuentros.

Jiménez tiene previsto abrir el duelo del viernes por los Indios, frente a Texas. Dijo saber que los Indios confían en su trabajo.

El serpentinero tuvo una foja de 6-9 con una efectividad de 4.46 por Colorado este año, pero ha ganado cinco de sus últimas siete decisiones, antes de laborar apenas un inning en su apertura más reciente.