El papa Benedicto XVI tiene una sugerencia para los que hacen sus listas de lecturas para el verano: la Biblia.

Benedicto habló con peregrinos el miércoles en la residencia veraniega de Castelgandolfo al sur de Roma donde pasa unas vacaciones.

Sugirió que la lectura de la Biblia en el verano "como forma de apreciar la belleza de la palabra de Dios y así crecer en el conocimiento y amor a él".